miércoles , 5 agosto 2020

¿Virus, bacterias y gérmenes permanecen en la ropa?

¿Virus, bacterias y gérmenes permanecen en la ropa?

Según el dermatólogo Patricio Freire, tanto la ropa usada ​​como la nueva pueden concentrar la presencia de microorganismos que pueden causar diversas enfermedades.

Una de las funciones principales de la piel es proteger el cuerpo humano de factores externos y dañinos que viven en el medio ambiente. Como cualquier órgano, contiene flora normal.

Es decir, las bacterias que coexisten con ella forman una capa invisible llamada «liposoma oculto» o «sebo». Aunque generalmente se considera suciedad, Freire aclaró que esta sustancia es sinónimo de salud epidérmica.

Cuando se destruye esta barrera natural, la piel se vuelve seca y vulnerable a la propagación de bacterias como «Staphylococcus aureus». Según los expertos, «Staphylococcus aureus» es uno de los microorganismos más comunes en la ropa.

La bacteria puede causar enfermedades como foliculitis y llagas, dolor debajo de la piel, bultos llenos de pus y pustulosis infecciosa, cuyos síntomas principales son llagas rojas alrededor de la nariz o la boca. Esta patología afecta primero a niños y bebés.

Según un estudio realizado por Charles Gerba, profesor de microbiología y ciencias ambientales en la Universidad de Arizona, la ropa se puede ocultar desde la salmonella hasta la hepatitis. Por ejemplo, en los zapatos, coexisten más de 420 mil bacterias después de dos semanas de uso.

Aunque estas patologías tienen un mayor impacto en el tracto digestivo y no causan infecciones de la piel, Freire mencionó que pueden superponerse a las enfermedades existentes de la piel. Enfatizó: «Cuando el sebo, las alergias, la sequedad o la dermatitis atópica están desequilibradas en pacientes dermatológicos, el contacto final con la ropa contaminada empeorará su condición». Por el contrario, la prevención es un tema clave para prevenir la reproducción bacteriana.

Aunque el ciclo de lavado no puede garantizar una eliminación del 100%, la limpieza continua es una protección. Una buena opción es usar limpiadores hipoalergénicos, que prueban sus ingredientes en una población estándar para verificar la tasa de alergia más baja.

En promedio, los detergentes concentran 28 químicos, como formalina, níquel, parabenos, lanolina, cromo y cobalto. Según Freire, es importante que las personas verifiquen si estos ingredientes no dañarán la piel o causarán alergias a largo plazo.

La luz solar directa también es tu aliado.

Cuando expone su ropa al sol, la luz ultravioleta desempeña un papel desinfectante que mata las bacterias. Otro hábito de limpieza es el lavado de manos, que es esencial después de manipular la ropa sucia.

(Con información de Vanguardia)

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share Buttons