miércoles , 5 agosto 2020

¿El filtro del aire acondicionado puede protegerte del coronavirus?

¿El filtro del aire acondicionado puede protegerte del coronavirus?

Cuando el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció la semana pasada que los centros comerciales en ese estado no podían reabrir hasta que instalaran filtros de partículas de aire de alta eficiencia, capaces de atrapar el nuevo coronavirus, el investigador de Salud Ambiental de Harvard, Joseph Gardner Allen, estaba encantado.

“He estado escribiendo constantemente, desde principios de febrero, sobre cómo los edificios saludables deberían ser la primera línea de defensa contra el nuevo coronavirus”, dijo Allen, quien dirige el programa de Edificios Saludables en la Escuela de Salud Pública TH Harvard TH Chan.

“Estoy realmente agradecido de que tengamos un líder en el país, en algún lugar, que finalmente estaba hablando de edificios saludables, ventilación y filtración”, dijo Allen. “Eso no ha sucedido antes. Simplemente no ha sucedido”.

Allen fue uno de los 241 científicos que escribieron una carta abierta a la Organización Mundial de la Salud, a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) y otras agencias de salud pidiendo un cambio en su orientación al público sobre cómo el nuevo coronavirus, o SARS-CoV-2, puede propagarse.

La orientación actual solo se centra en “lavarse las manos, mantener el distanciamiento físico y tomar precauciones contra (la dispersión) de gotas”, decía la carta, publicada, el lunes, en la revista Clinical Infectious Diseases.

Las agencias de salud están ignorando las pequeñas gotas de virus que se escupen y se rocían desde nuestras bocas, se vuelven aerosol y luego flotan en el aire, dijeron los científicos, como un medio probable de transmisión.

“No quieren hablar sobre la transmisión por el aire porque eso hará que la gente tenga miedo”, dijo el coautor Donald Milton, profesor de Salud Ambiental en la Universidad de Maryland, a CNN, en una entrevista previa.

“La mejor vacuna contra el miedo es el conocimiento y el empoderamiento de las personas para que se cuiden”, dijo Milton. “El por qué es importante usar una mascarilla es porque bloquea los aerosoles en su origen, cuando es fácil bloquearlos”.

Debido a que los CDC y la OMS “han tardado tanto en reconocer que está ocurriendo la transmisión de aerosoles, los edificios no están aplicando las medidas de control apropiadas”, dijo Allen, quien ha centrado su carrera en los “edificios enfermos” y cómo afectan el desempeño y la productividad de los trabajadores.

“El enfoque prudente y pragmático es reconocer que está ocurriendo la transmisión aérea y poner los controles. Si descubrimos que en cinco años, esa transmisión aérea era el 5% de la transmisión, entonces está bien”, dijo Allen. “¿Pero qué pasa si es 20% o 30% y no lo reconocemos? Eso es un problema”.

Los CDC dicen que “se cree que el covid-19 se propaga principalmente a través del contacto cercano de persona a persona”, a través de “gotitas respiratorias producidas cuando una persona infectada tose, estornuda o habla”.

“Me suscribo a la opinión de los CDC de que la gran mayoría de las transmisiones ocurren dentro de uno a dos metros de distancia de la persona infectada. Esa es la autopista donde está todo el tráfico, donde se transmite la gran mayoría de este virus”, dijo el experto en enfermedades infecciosas, el Dr. William Schaffner, profesor de Medicina Preventiva y Enfermedades Infecciosas en la Facultad de Medicina de la Universidad de Vanderbilt en Nashville.

“¿Hay calles laterales donde puede convertirse en un aerosol y extenderse al aire? Sí”, dijo Schaffner, y agregó que no es probable que se cree una ruta de transmisión significativa. Si futuras investigaciones de salud pública encuentran que estos “eventos de transmisión de aerosoles son más comunes de lo que se piensa actualmente”, eso podría cambiar las prioridades.

“Pero no creo que debamos cambiar todas las unidades de aire acondicionado en Estados Unidos y en todo el mundo en función del tráfico de las calles”, agregó Schaffner. “Queremos atacar la ruta de alto tráfico con tres grandes grupos: mascarillas, distanciamiento social y evitar grandes grupos. Luego, reduciremos la transmisión del virus”.

Un estudio, de mediados de marzo, descubrió que el SARS-CoV-2 puede sobrevivir en gotitas respiratorias microscópicas de aproximadamente 2,5 micrones de diámetro y más pequeñas, que pueden permanecer en el aire y ser viables por hasta tres horas o más.

A principios de mayo, Allen y Linsey Marr de Harvard, profesora de Ingeniería Civil y Ambiental en Virginia Tech, publicaron un artículo que resumió la investigación centrada en el papel de las partículas más pequeñas en el aire en la propagación del nuevo coronavirus.

“Es imposible que alguien libere ‘gotas grandes’ (> 5 micras) sin liberar también las más pequeñas. Por lo tanto, la transmisión que se supone, que ocurre a través de la pulverización de gotas grandes de una tos, podría de hecho ocurrir por inhalación de gotas mucho más pequeñas a corta distancia”, dice el artículo.

A Marr, quien hizo un descubrimiento innovador de que el virus de la gripe podría flotar en el aire en gotas microscópicas durante una hora o más, le gusta usar cigarrillos como una forma de explicar cómo se propagan los virus.

“Los microscópicos más pequeños que llamamos aerosoles se comportan como el humo del cigarrillo. Por lo tanto, estarán más concentrados más cerca del fumador, la persona que podría estar infectada. A medida que te alejes, tu exposición será mucho menor”, dijo Marr.

¿Te protegerán las mascarillas contra esas gotas microscópicas flotantes? Las máscaras N95 y quirúrgicas de primer nivel lo harán, y los científicos están luchando por estudiar y ajustar la efectividad de las máscaras caseras.

“Para la mayoría de las mascarillas faciales de tela no existe una capa de filtración interna que atrape las partículas dañinas”, dijo Sara Greenstein, presidenta y directora ejecutiva de Lydall, una de las compañías que firmó con el Departamento de Defensa de Estados Unidos para producir medios de filtración para máscaras N95.

“Aunque usar una mascarilla facial de tela es mejor que nada, no sustituye a una N95 o una mascarilla quirúrgica, que son productos diseñados con ingeniería y altamente técnicos”, dijo Greenstein.

Incluso, cuando las máscaras de grado médico están muy extendidas, los sistemas de ventilación con filtros altamente efectivos son otra forma clave de filtrar las gotas del aire, dijo Allen.

En su edicto a los propietarios de centros comerciales de Nueva York, Cuomo estaba hablando de los filtros HEPA, que tienen las calificaciones más altas de MERV, entre 17 y 20.

¿Qué es MERV? Es sinónimo de “valor de informe de eficiencia mínima”, y es cómo se clasifican los filtros en su capacidad para atrapar partículas pequeñas. Las clasificaciones MERV van de 1 a 20: los filtros con clasificaciones MERV más altas son más efectivos que los filtros con clasificaciones más bajas.

En el extremo más alto, los hospitales utilizan los filtros HEPA para crear salas estériles para cirugías y para controlar enfermedades infecciosas, y pueden eliminar el 99,97% de polvo, polen, moho, bacterias y otras partículas en el aire con un tamaño tan pequeño como 0,3 micras. A modo de comparación, se cree que el covid-19 oscila entre 0,06 y 1,4 micras.

“Los filtros tienen la calificación de peor desempeño, por lo que 99,97% es lo peor que hará”, dijo Allen. “Y eso está clasificado para un tamaño de partícula de 0,3 micras, pero más pequeño y más grande en realidad funciona mejor. Entonces, el punto es que está capturando casi todas las partículas”.

Desafortunadamente, la mayoría de las empresas y propietarios de viviendas pueden tener dificultades para adaptar su sistema existente para acomodar un filtro HEPA o cualquier filtro superior a la clasificación recomendada por el fabricante del sistema.

Hacerlo puede afectar el rendimiento del sistema: los poros más pequeños en los filtros de aire HEPA hacen que sea más difícil empujar el aire. El uso de filtros más densos puede afectar la eficiencia de la unidad y forzar el ventilador, al tiempo que disminuye la calidad del aire interior, lo contrario de lo que desea.

“La filtración HEPA no siempre será factible o práctica”, dijo Allen. “Pero hay otros filtros que pueden hacer el trabajo. Lo que ahora recomienda el cuerpo de configuración estándar para HVAC es un filtro MERV 13”.

Los filtros de alta eficiencia en el rango de 13 a 16 MERV a menudo se usan en hospitales, hogares de ancianos, laboratorios de investigación y otros lugares donde la filtración es importante.

“Si usted es propietario de una casa, edificio o centro comercial, sería deseable que alguien evalúe su sistema e instale el filtro de número MERV más alto que el sistema pueda manejar de manera confiable sin dejar caer el volumen de aire que lo atraviesa”, aconsejó Erin Bromage, profesora asociada de Biología en la Universidad de Massachusetts Dartmouth.

“Además, prácticamente todos los sistemas modernos de aire acondicionado en edificios comerciales tienen un proceso llamado aire de reposición donde traen aire del exterior y lo acondicionan y lo traen adentro”, dijo Bromage, un colaborador de CNN, quien escribió una publicación de blog, a principios de mayo —”Los riesgos – conócelos – evítalos“— que obtuvo más de 13 millones de visitas en una semana.

Los propietarios de edificios deberían considerar aumentar la cantidad de aire de reposición que se introduce al abrir los amortiguadores, sugirió Bromage.

“Es peor en lo que respecta a la energía, pero cuanto más aire exterior traigamos, más dilución del virus tenemos y más seguro estará”, dijo Bromage, y agregó que es importante controlar también los niveles de humedad. “Hay una especie de zona de ‘condiciones favorables’ para el coronavirus, entre 40 y 60% de humedad, donde no sobrevive por mucho tiempo”, dijo Bromage.

Por debajo del 40% de humedad, dijo, las gotas infectadas permanecen en el aire por más tiempo, brindando así la oportunidad de viajar más lejos para infectar a las personas. Por encima del 60%, la gota absorbe más humedad, se vuelve más pesada y más vulnerable a la gravedad”, lo que suena genial”, dijo Bromage.

“Pero en realidad cae sobre las superficies mucho más rápido y estar mojado realmente mantiene el virus vivo y contagioso por más tiempo “, agregó.

¿Qué hacer?

Primero, concéntrate en seguir las recomendaciones de salud pública: usa mascarillas cuando salgas, aléjate de grandes multitudes y mantén la distancia de dos metros de distancia de cualquiera que no esté en tu “burbuja de cuarentena”, lava tus manos con agua y jabón con frecuencia, mantén las manos alejadas de tu cara e intenta ir solo a lugares al aire libre con excelente circulación y filtración de aire.

Si tienes los recursos, también hay purificadores de aire HEPA personales en el mercado, diseñados para limpiar una habitación estándar de un hogar. Algunos incluso vienen con humidificadores que medirán el aire y mantendrán la habitación entre 40% y 60%, mientras que otros incorporan tecnología de luz UV diseñada para matar partículas perdidas.

“La luz UV adecuadamente equilibrada inactivará los virus y las bacterias en el aire, lo que simplemente agrega una capa adicional a la protección que proviene del purificador de aire”, dijo Bromage.

Los costos varían desde unos pocos cientos hasta más de US$ 1.000, pero no te dejes engañar por el precio: estás buscando una máquina con un filtro HEPA diseñado para el tamaño de tu habitación, así que mídelo con cuidado. Tener una máquina demasiado pequeña en una habitación grande no limpiará el aire, mientras que tener un sistema grande en una habitación pequeña es una pérdida de dinero.

Finalmente, ten en cuenta de que los filtros HEPA pueden ser caros y necesitarán atención frecuente para mantenerlos en el mejor rendimiento.

Muchos señalan el costo de los filtros y el costo de la modernización de los edificios y dicen que tal vez no valga la pena. Ese no siempre es el caso, dijo Allen.

“Es un error que las estrategias de construcción saludable y las tasas de ventilación y filtración más altas sean estrategias costosas”, dijo Allen. “Cuando las personas saben y entienden cómo se transmite, entonces están facultadas para tomar mejores decisiones.

“Y eso incluye justo a tu hogar: tendrían personas cerca, abrirían esas ventanas; estás en tu auto con alguien más, baja la ventanilla unos centímetros”, dijo Allen. “Ninguna estrategia por sí sola va a funcionar. Pero si colocamos suficientes capas una encima de otra, podemos reducir significativamente los riesgos”.

(Con información de CNN)

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share Buttons