sábado , 24 octubre 2020

«Chuy» Valdés, el ‘caballito’ de batalla

«Chuy» Valdés, el ‘caballito’ de batalla

Café Caliente

Por Carlos Rosas

A veces perdiendo se gana más, sobre todo en los procesos electorales y está demostrado. Ahí está Andrés Manuel López Obrador, quien después de tres elecciones, hoy sí es presidente legítimo de México.

Jesús Valdés Palzuelos, dirigente del PRI, pudiera repetir esa hazaña, pues en el pasado proceso electoral local cuando buscó la reelección fue derrotado por un personaje agrio, gris, soberbio y nefasto: Jesús Estrada Ferreiro, abogado de profesión, quien con un golpe de suerte llegó al poder y hoy «gobierna» la capital del estado.

Los culichis ya no ven lo duro, sino lo tupido por la serie de tropelías cometidas en su gestión y piden a gritos que termine su administración en poco más de un año.

Sin duda alguna, ni Jesús Estrada Ferreiro, candidato de la alianza «Juntos haremos historia», se creía los resultados obtenidos aquella noche del pasado 2 de julio de 2018 derivados de un tsunami de votos para Andrés Manuel López Obrador. Efectivamente, hizo historia, pero como el peor alcalde que ha tenido Culiacán en la historia reciente.

La diferencia de votos entre Estrada y Valdés fue de 34 mil 613 sufragios, cosa de no creerse.

Transcurrida la elección, Jesús Valdés Palazuelos fue victimizado por los culiacanenses, quienes se preguntaban quién era Estrada Ferreiro, pues al momento de votar lo hicieron sin analizar los perfiles y se fueron parejo por el color guinda, es decir un voto de castigo al PRI, al cual el gobierno de Enrique Peña Nieto hizo añicos por la serie de actos de corrupción.

Si hoy Jesús Valdés Palazuelos fuera candidato del PRI por la alcaldía de Culiacán el resultado fuera adverso, pues –lo hemos escrito en varias líneas– su principal promotor es el actual presidente municipal, quien se ha caracterizado más por el escándalo que por hacer mejoras al municipio.

Valdés Palazuelos no piensa en la revancha y en su trajinar diario va por la grande: La gubernatura del estado.

¿Por qué decimos que perdiendo se gana? Sencillo: Valdés Palazuelos fue encomendado por el gobernador Quirino Ordaz Coppel a un área clave tras su fallido intento de ser secretario de Agricultura: Dirigente del PRI.

Desde que tomó las riendas del partido, que no está en su mejor momento, se ha reunido con todos los sectores del partido, ha recorrido la mayor parte de las colonias de Culiacán y los lugares más apartados del estado, así como ha encabezado reuniones con personajes clave y en medio de la contingencia sanitaria por Covid-19 no ha parado de llevar apoyos a los sectores más vulnerables.

Es decir, la marca Jesús Valdés Palazuelos está fresca y posicionada no solamente en Culiacán, municipio que ya gobernó por un año, sino en todo el estado. Hoy es favorito en las encuestas para ser el candidato del PRI por la gubernatura del estado y mientras el cargo de dirigente del partido se lo permita, seguirá con esos recorridos.

En política no se le pega al que va abajo, sino al más fuerte y así se ha demostrado durante los últimos días con los misiles que le ha lanzado Sergio Torres Félix, secretario de Pesca, quien en un afán desesperado por ser el favorito del tricolor, le ha pedido «suelo parejo» con miras al proceso interno de selección del candidato.

Recientemente «El Chuy» fue uno de los pocos aspirantes a la gubernatura del estado que fue invitado por el gobernador Quirino Ordaz Coppel al balcón de palacio para dar el Grito de Independencia. Nos queda claro que es de los consentidos del gobernador actual para sucederlo, pero ya el tiempo nos dará la razón.

Sorbos

Otro de los que no para es Héctor Melesio Cuén Ojeda, presidente del PAS, partido chico del que deberían de aprender varios dirigentes que únicamente ganan posicionamiento en los medios de comunicación y no salen del aire acondicionado para recorrer la calle y recoger el sentir de los ciudadanos.

El enemigo a vencer en la que viene es Morena, que todavía goza de buen posicionamiento.

Cuén Ojeda será pieza clave para «cocinar» una posible alianza con el PRI y Movimiento Ciudadano e ir como candidato a la alcaldía de Culiacán o ceder su espacio a su esposa, la diputada Angélica Díaz de Cuén, quien tampoco ha parado con la entrega de apoyos a la gente.

Una alianza con el PAN se ve lejana, pero en política todo puede pasar.

Nos leemos el próximo viernes.

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share Buttons