martes , 20 octubre 2020

Dan 31 años de cárcel a ‘Miss Moni’ por muerte de niños en Colegio Rébsamen

Dan 31 años de cárcel a ‘Miss Moni’ por muerte de niños en Colegio Rébsamen

Mónica García Villegas, dueña y directora del colegio Enrique Rébsamen, fue sentenciada a 31 años de prisión y a un pago por reparación del daño de 11.5 millones de pesos por los delitos de homicidio culposo en agravio de 26 personas y por responsabilidad de obra.

El juicio por la muerte de 19 menores de edad y siete adultos en el plantel, ocurrida el 19 de septiembre de 2017, terminó tras nueve semanas de audiencias con la última declaración de miss Moni, en la que se dijo inocente.

«Yo no tengo por qué pedirles perdón a ustedes de eso, perdón no, porque soy inocente», señaló, de acuerdo con declaraciones de su abogado, Rosendo Gómez.

El Tribunal de Enjuiciamiento fijó 27 años por el delito de homicidio culposo y cuatro años por la responsabilidad de obra; además, para cada deudo se destinó una reparación de 402 mil pesos, un millón 47 mil 930 pesos para tratamiento sicológico y 70 mil pesos como monto por el delito de reparación de obra.

Aunque los montos de estas sanciones podrían incrementarse.

Se dejan a salvo los derechos para que los hagan valer en la etapa de ejecución y se puede actualizar a la alza (el pago por reparación del daño), expresó Fernando Castillo Vega, asesor legal de algunos de los padres de las víctimas.

Sin embargo, por cada víctima mortal del derrumbe del colegio, miss Moni pasará 14 meses en prisión, una sentencia mínima, señalaron la mayoría de los padres representados por el Bufete Fuentes León y por Asesoría Victimal, quienes señalaron que apelarán la decisión.

«No puedo decir que estoy feliz con la condena porque fue la mínima, por lo que apelaremos por una sanción mayor, pero es un pequeño escalón, muy firme, para obtener justicia. Tampoco ya espero que la señora pida perdón, con sus palabras al final del juicio demostró lo vil que es, sin ética ni escrúpulos. Una persona sin arrepentimiento», aseguró en entrevista Alejandro Jurado, padre de Pao, una de las víctimas.

Noé Franco, abogado de Asesoría Victimal, indicó que solicitaron una pena equivalente a cinco años de cárcel por cada fallecido, es decir 130 años en prisión, así que apelará la decisión.

Mónica Ortega, una de las mamás que perdió a su hija en el 19-S, se decepcionó al escuchar la sentencia.

«Es una pena que las autoridades de este país valoren tan poco la vida de niños y adultos, pasando por alto todas las violaciones a los derechos humanos, que se cometieron en el actuar de la directora del colegio. Me siento profundamente decepcionada por el fallo del Tribunal. Desde un principio hemos luchado por la obtención de justicia, por intentar sentar un precedente y que la sociedad y el gobierno entiendan que la corrupción debe terminar, pero tristemente hoy queda demostrado que lo que hemos trabajado no ha valido la pena», dijo Mónica.

Fernando Flores, papá de Santi, uno de los alumnos fallecidos, aseguró que el juicio dejó suficientemente claro que la dueña actuó de manera incorrecta desde que inició la operación el colegio, otorgando dádivas a funcionarios que se dejaban convencer para dejarlo operar.

«Para mí no hay pena y nada que me regrese a mi amado Santi, pero el que sea condenada es un ejemplo de que la corrupción tiene consecuencias. Lo que sí es que no se puede dejar de insistir que faltan más funcionarios públicos por responder», afirmó Fernando Flores.

Hasta el momento, dos los tres directores responsables de obra (DRO) encargados de avalar la seguridad del inmueble están detenidos: Juan Apolinar “N” y Juan Mario Velarde Gámez, mientras que Francisco Arturo Pérez Rodríguez sigue prófugo.

A través de un comunicado, la Fiscalía General de Justicia capitalina señaló que, en concordancia con los padres de familia, apelará la sentencia impuesta por el Tribunal, pues considera que la sanción debe ser mayor.

Se pudo demostrar que la mujer, aun cuando tenía pleno conocimiento de que su conducta estaba prohibida, no respetó las normas de construcción, lo que puso en riesgo a toda la comunidad educativa y ocasionó que colapsara el plantel con aquel sismo de septiembre de 2017, se argumentó.

En tanto, Rosendo Gómez, abogado de miss Moni, informó que apelará la decisión ya que considera que la sentencia para su clienta es elevada.

Además, expresó que uno de los padres pidió que se decomisara el predio donde estaba el colegio para garantizar la reparación del daño; sin embargo, el plantel está asegurado por la Fiscalía para garantía de pruebas y defensa de los probables responsables, por lo que no puede ser tocado.

(Con información de excelsior.com.mx)

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share Buttons