martes , 20 abril 2021

«López Obrador no debate, insulta»: Roger Bartra

«López Obrador no debate, insulta»: Roger Bartra

El antropólogo, sociólogo y ensayista Roger Bartra, Premio Nacional de Ciencias y Artes 2013, advierte que en México sí existe la libertad de expresión, pero que el presidente Andrés Manuel López Obrador la pone en peligro con sus ataques diarios a la prensa y con los listados sobre quiénes son críticos y quiénes no. Además, acusa una reacción “furiosa” del Ejecutivo al desplegado “En defensa de la libertad de expresión”, armado por más de 650 intelectuales.

El investigador emérito en la UNAM y en el Sistema Nacional de Investigadores desde 2014, autor de La fractura mexicana: izquierda y derecha en la transición mexicana (2009), advierte que el desplegado generó elucubraciones de que había intenciones golpistas. “¡Los intelectuales intentando darle un golpe de Estado al Presidente autoritario que ha militarizado al país como nunca antes! Da risa”.

En entrevista con El Universal, Bartra concluye que el debate serio en México no pasa por la Presidencia: “López Obrador no debate, él insulta”, sostiene.

La publicación del desplegado “En defensa de la libertad de expresión” ha generado un intenso debate. ¿Qué opina de las reacciones en redes sociales y en medios de comunicación?

«La primera reacción fue la del Presidente que, furioso, nos acusó en bloque de conservadores a los más de 650 intelectuales, y agregó otra mentira: que nos habíamos dedicado a aplaudir y a quemarle incienso a los gobiernos neoliberales. A continuación, se desencadenó una rabiosa campaña en redes y en diversos medios armando incluso que nuestro reclamo manifestaba intenciones golpistas. ¡Los intelectuales intentando darle un golpe de Estado al presidente autoritario que ha militarizado al país como nunca antes! Da risa. Pero sí se dio un amplio debate entre periodistas y columnistas sobre el problema central que planteamos: la libertad de expresión se encuentra asediada por un poder ejecutivo, que regaña todos los días a la prensa y a sus críticos. La buena recepción que tuvo en los medios nuestro reclamo es muy alentadora, y revela que sí hay la percepción de que la libertad se encuentra amenazada por el poder del gobierno.»

Hay funcionarios, simpatizantes de este gobierno, que apuntan a que no está en riesgo la libertad de expresión, por el contrario, que lo que ha ocurrido es que los medios tradicionales se enfrentan a una crisis de credibilidad. ¿Qué opina?

«La libertad de expresión se ha ido ganando poco a poco en México desde principios del siglo pasado. Se manifestó en la creciente pluralidad de expresiones ideológicas, culturales y políticas en los medios de comunicación. La transición democrática aceleró la presencia de una diversidad de puntos de vista en los medios. El problema al que se enfrenta el gobierno es que buena parte de la prensa y de la intelectualidad tiene una actitud crítica hacia la 4T. Pero el Presidente se muestra impaciente ante la crítica y lo manifiesta cotidianamente. El gobierno mantiene un freno a la libertad de expresión y a la pluralidad en los muy tradicionales medios televisivos. En los dos monopolios de la TV es fácil advertir que se limita la libertad de expresión. Allí los presidentes han sido los monarcas casi absolutos. Y allí es donde hay una crisis de credibilidad, precisamente porque la libre expresión de ideas es frenada y hay poca pluralidad.»

Hay otras voces que señalan que el Presidente, como figura de poder, no puede entablar un diálogo entre iguales con otros sectores de la sociedad. ¿Qué le parece?

«Los medios masivos de información obligadamente difunden a diario lo que dice y argumenta el Presidente. Eso sucede en México desde hace decenios. López Obrador está abusando de este poder como nunca. No hay igualdad entre quien abusa del megáfono mañanero para confrontar a sus críticos y los medios que pueden usar intelectuales y opinadores. Estos últimos tienen muy poco acceso a la televisión, en comparación a la presencia impuesta e ineludible del Presidente en todos los medios, todos los días y casi a todas horas.»

¿El Presidente tiene derecho a decir lo que piensa?

«Todos tenemos derecho a decir lo que pensamos. Un presidente que aspire a tener una estatura de estadista tiene el deber de no decir mentiras. Una mentira lanzada desde el poder ejecutivo tiene inmensas repercusiones, muy dañinas y perjudiciales. Envenena el ambiente político. Se vanagloria de ser el presidente más criticado de la historia reciente; si ello es cierto, cosa dudosa, es debido a que insulta todo el tiempo a los medios y a los críticos. Genera constantemente respuestas a sus mentiras, simplificaciones y exageraciones. Hace poco incluso divulgó una lista negra de columnistas que lo critican. Presentó un estudio según el cual dos terceras partes de los comentaristas son críticos, lo que demuestra que hay libertad de expresión. Desde luego que la hay, pero el Presidente la pone en peligro al publicar listas de nombres que le disgustan.»

(Con información de El Universal y Vanguardia)

 

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share Buttons