martes , 15 junio 2021

Esposa de “Sax” asegura que el músico falleció por negligencia médica

Esposa de “Sax” asegura que el músico falleció por negligencia médica

Ciudad de México.- A unos días del fallecimiento de Eulalio Cervantes, mejor conocido como Sax, quien perdió la vida a causa de complicaciones de Covid-19, la esposa del exintegrante de Maldita Vecindad aseguró que falleció a causa de negligencia médica.

Jessica Franco Landero declaró a medios de comunicación que el músico tenía más de un año con problemas de salud derivados de una bacteria que se le alojó en la columna vertebral y por la cual su hígado también resultó afectado.

Dijo que, si bien estuvo muy grave, al grado de dejar de caminar y necesitar terapia intensiva durante el año pasado, gracias a la rehabilitación y cuidados que ella y su familia le proporcionaron, se encontraba estable, por lo que las primera semanas en las que presentó síntomas de Covid-19 lo trataron en casa.

No fue hasta que su saturación bajó que lo trasladaron a la Clínica 72 del Seguro Social, en donde le retiraron todos los medicamentos que necesitaba para controlar la bacteria que le dañaba la médula espinal.

“Negligencia total, le quitaron todo su medicamento que inclusive yo les di en la mano”, comentó.

También narró que los médicos se negaron a administrar el tratamiento adecuado para evitar un daño renal, pero que al ver que no iba a mejorar, ella les pidió que lo medicaran para poder despedirse de él y así fue. Por la tarde, Sax la llamó por teléfono y le dijo «me dijeron que me estoy muriendo», ella trató de calmarlo y acordaron una visita al día siguiente, pero esa misma noche tuvo una crisis y perdió la vida.

A pesar del deceso, Jessica se dijo tranquila pues «él dejó un legado muy grande, así que todavía van escuchar a Sax por mucho tiempo» y adelantó que dejó un disco preparado y muchos temas que escribió durante el confinamiento.

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share Buttons