A su hija Yolanda la habrían envenenado, denuncia su padre

Este 14 de mayo, el cuerpo de Yolanda Martínez Cadena fue velado por familiares y otros seres queridos en las Capillas del Carmen de la avenida Constitución en el centro de Monterrey, Nuevo León.

En un encuentro con los medios, su padre reiteró que la investigación realizada por especialistas extranjeros ya le aportó las pruebas suficientes para sostener que su hija no murió por un suicidio, tal como sostuvo la Fiscalía General del Estado, sino que habría sido envenenada por terceras personas.

José Gerardo Martínez mencionó que su hija fue drogada con algún medicamento o sustancia tóxica y no lo habría ingerido intencionalmente para terminar con su vida. Incluso aseguró que los supuestos responsables del feminicidio habrían sido un grupo de delincuencia organizada quienes habrían tenido a Yolanda cautiva.

Para el padre de Yolanda, es solo cuestión de tiempo para que las investigaciones concluyan, aparentemente su hija habría sido intoxicada con diversas sustancias en un vaso con agua. También detalló que los recipientes encontrados junto a su cuerpo el pasado 8 de mayo habrían sido sembrados.

En entrevista con medios locales de Nuevo León a las afueras del Servicio Médico Forense (Semefo), el padre de la joven desaparecida desde el 31 de marzo y encontrada 38 días después sin vida en un terreno baldío de la Ciudad de Monterrey, aseguró que la muerte de su hija se trató de un feminicidio y no un suicidio, como apunta la principal línea de investigación de la Fiscalía General de Justicia del Estado.

“Dijeron que se fue por su propia voluntad en un principio las propias autoridades, pero aquí ya manifiesta la autopsia que no fue suicidio, fue feminicidio. Es cuestión de recabar por qué murió, si fue por golpes o por alguna sustancia, todo está en investigación. Es cuestión de tiempo”.

Agregó que “así lo dicen los peritos que vienen de Guatemala, más o menos vamos por esa línea, es cuestión de tiempo para saber de qué murió”.

Sobre la supuesta depresión sufría su hija, Martínez aclaró que en realidad, Yolanda estaba “desesperada” por no encontrar trabajo y no tener dinero para celebrar el cumpleaños de su hija, pero no contaba con un diagnóstico ni otros síntomas de esta enfermedad.

“Se había manifestado que a lo mejor mi hija sufría de alguna depresión, aquí les digo que sí anduvo desesperada y los últimos tiempos, porque venía el cumpleaños de mi nieta y ella quería de alguna manera generar algún dinero (…) pero no logró llegar porque andaba buscando trabajo y alguien me le puso el pie, ya no llegó”, manifestó.

La razón por la que la Fiscalía General del Estado comenzó a elaborar una línea de investigación por suicidio fue por los objetos encontrados cerca del cuerpo de Yolanda.

El cuerpo sin vida de Yolanda fue encontrado en un predio despoblado de la carretera hacia Reynosa (Tamaulipas). Fue hallado por una vecina del luhar, quien alcanzó a percibir olores fétidos. En el camino de difícil acceso, el cadáver se encontraba boca abajo, ligeramente hacia un lado y con la cabeza sobre una bolsa de mano.

En la escena del crimen a un costado del cuerpo la fiscalía reportó el hallazgo de diversos objetos, entre ellos dos botellas de agua vacías y un vaso con las siguientes frases escritas:

“Te amo negrito”

“te amo”

“ya me voy”

“te voy a extrañar”

“márcame guapo”

Las autoridades también mencionaron el hallazgo de un recipiente alargado con la leyenda “peligro” que estaba en la unión que hicieron los brazos de Yolanda. Según los detalles se trata de un presunto veneno para plagas.

Con información de Infobae.

Verifique también

Hermano de Luis Miguel se siente afortunado de ser quien más convivió con Marcela Basteri

Alejandro Basteri, hermano de Luis Miguel, se sinceró sobre la relación que mantuvo con sus …

Medicamentos caducos de Sinaloa es un crimen: Dirigente del PAN

Culiacán, Sinaloa (Café Negro Portal).- Los medicamentos caducos encontrados en las bodegas de la Secretaría …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.