Denuncia ciudadano revisión abusiva frente a la secundaria de su hijo, en Culiacán

Culiacán, Sinaloa (Café Negro Portal).- La frase “el valiente vive, hasta que el cobarde quiere”, toma sentido cuando ciudadanos demuestran su hartazgo en contra servidores públicos prepotentes y que abusan de su autoridad sobrepasando límites a veces insospechados.

Tal es el caso de Damián, un padre de familia que vivió momentos bochornosos y humillantes, luego de que tres sujetos armados vestidos de civiles pero que se identificaron como agentes de la Fiscalía General del Estado, lo detuvieron sin razón frente a una secundaria cuando se disponía a recoger a su hijo, como todos los días del calendario escolar.

El pretexto de los supuestos representantes de la ley fue que tenían un reporte de un automóvil que coincidía con las características del de Damián, y necesitaban revisar que el vehículo no fuera cargado de drogas.

Hasta ahí, la situación pudiera parecer razonable. Lo que no fue, ni es, ni será razonable es lo que a continuación relató la víctima de los hechos en entrevista exclusiva para Café Negro Portal.

“Yo fui a la escuela, para recoger a mi hijo en la secundaria, entonces me interceptó un carro, un Versa color blanco. El ocupante me tocó el vidrio y me dijo que me bajara para una revisión”, inició Damián, mientras precisaba que el incidente sucedió apenas el pasado viernes 17 de febrero de este año.

“Me bajé y me empezaron a revisar el carro que por que tenían un reporte de drogas. Entonces revisaron todo el carro un Jetta modelo 2000. Me revisaron a mí, y a mi hijo le dijeron que se bajara, entonces lo hizo y se pasó a la acera de la escuela”, prosiguió.

En esta parte, Damián hizo una breve pausa, respiró un poco agitado y prosiguió.

“Me hicieron subirme al carro de ellos para revisarme completo. Me hicieron quitarme toda la ropa y me revisaron todo, para corroborar que no trajera nada”, dijo con visible impotencia.

Damián precisó que este vergonzoso hecho fue justo frente a la secundaria, en el momento en que los alumnos salen de clases.

Por su parte, los supuestos empleados de la Fiscalía le aseguraban de manera intimidante que lo habían visto parar en un punto de drogas. Requerían que respondiera en qué parte del auto estaba escondido el cargamento, sino quería verse envuelto en problemas.

“Me dijeron te vamos a llevar a la Fiscalía, y si tienes algo pues ya te chingaste, sino aquí nos podemos arreglar, pero si tienes algo aquí nos arreglamos. Allá te van a desarmar el carro y te vamos a echar a los perros para que huelan”, comentó que le dijo uno de los sujetos en un evidente intento de soborno.

Las amenazas continuaron, y no le permitieron a Damián que pudiera comunicarse con nadie.

“Yo les comentaba que me dejaran avisarle a mi esposa, que me llevarían a Fiscalía, pero no me dejaron decir nada. ‘No le vas a hablar a nadie’, fue lo que me dijo uno de ellos”, apuntó.

Fue una vecina de Damián que se percató de los hechos la que pudo notificar a su esposa, quien inmediatamente comenzó a marcarle al celular, pero uno de los sujetos le arrebató el teléfono y colgó la llamada.

La mujer al no tener respuesta, no pensó dos veces en ir a buscar a Damián a la secundaria, lo que valió para que los sujetos desistieran de su misión y dejaran a su víctima justo al momento de su arribo.

“Mi esposa estaba en la casa, pero al enterarse fue a buscarme a la escuela, y en cuanto llegó, mi dejaron salir del auto en el que me tenían. Me dijeron ya bájate pues, no hay problema”, precisó.

Damián sostuvo que accedió a hacer lo que le pedían los sujetos, a pesar de que jamás mostraron una credencial que avalara que eran empleados de la Fiscalía, simplemente por el hecho de sentirse intimidado porque portaban armas.

Después de media hora, los presuntos empleados del orgsnismo que se presume debe procurar justicia a los ciudadanos se marcharon.

Todo pudo haber quedado ahí, en la mala y bochornosa experiencia, pero Damián y su familia decidieron acudir al Ministerio Público para denunciar los hechos y levantar la denuncia correspondiente.

“No se vale que esa gente haga uso de la autoridad para hacerle esto a las personas de bien, por eso vamos a ir a denunciar”, expresó con contundencia Damián.

De ahí que la frase del principio adquiera sentido: “el valiente vive, hasta que el cobarde quiere”.

Verifique también

Continúan preinscripciones en la UAS. ¿A qué carreras les tocó este miércoles 17 de abril?

Culiacán, Sinaloa (Café Negro Portal). – El director general de Servicios Escolares de la Universidad …

Jorge Ortiz de Pinedo sigue esperando un trasplante de pulmón: ¿qué le pasó y cuál es su estado de salud?

El famoso comediante y actor, Jorge Ortiz de Pinedo se convirtió en tendencia en el mundo del …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *