Después del confinamiento, niños siguen sin superar el encierro en Sinaloa

Irene Medrano Villanueva

Culiacán, Sinaloa (Café Negro Portal).- A unos meses de que se salió del encierro en el que nos tenía aislados el Covid-19, las secuelas de este confinamiento apenas se dejan sentir, sobre todo en los niños, quienes pasan por situaciones de estrés, regresión en su desarrollo, pero lo más grave es la crisis de atención en la educación y aislamiento.

La licenciada en Educación Básica, Blanca Yaneth Páez, quien además de tener cerca de 15 años frente al grupo, atiende el Club de Tareas ABC, donde se dan clases de regularización de lectoescritura y matemáticas, precisa que la situación por la que cursan los niños ha sido sumamente difícil integrarse en este ciclo escolar.

“Lo que he observado en mis alumnos, después de dos años que se reintegraron al aula, es un retroceso notable en su conducta, en su aprendizaje, superior a lo que suele considerarse adecuado en términos de desarrollo”, dice.

Cita, por ejemplo, que el estrés que traen los niños se manifiesta en el temor a quitarse el cubrebocas, muchos, acuden a lavarse las manos de manera exagerada, pero lo más grave es que los niños no ponen atención en clase, se distraen con cualquier cosa y le restan importancia a lo que se les enseña.

“Hay niños que han dado marcha atrás en el uso del lenguaje y que necesitan más ayuda de lo que es normal en esa edad en sus rutinas diarias. También estamos viendo rabietas tanto en niños más pequeños como de edad más avanzada”, indica.

Precisa que hay casos que no tuvieron el apoyo de clases en línea o la ayuda por parte de los padres por varios factores: trabajaban, estaban con los abuelos, tíos, amistades de confianza y no tenían métodos para enseñar, ni paciencia, mucho menos tiempo y las consecuencias están presentes.

“Ahora hemos vuelto a la normalidad educativa de una manera satisfactoria, pero de igual manera muchos de los niños necesitan apoyo porque traen un rezago educativo de año y medio, por lo que hay que regularizarlos en este ciclo escolar y está muy difícil porque uno como docente tiene que meter actividades de este ciclo escolar y del ciclo anterior, aunado a que se tiene que trabajar con las emociones”, dijo.

Señaló que hay niños que el confinamiento los volvió flojos o no tienen la capacidad ni la madurez de escribir, de copiar, siempre dicen que están cansados, que no pueden, entonces sí es muy difícil esa parte que se presenta en el aula y en el club que manejo.

“Los padres de familia buscan un apoyo extra de la docencia diaria que hace el maestro en el aula. Yo regularizo al niño que no aprendió. Lo apoyo junto con su maestra o maestro, porque ahorita los niños cursan con problemas emocionales, de desarrollo, no quieren hacer lo que les toca”, indica.

Además, agrega, cursan diversos comportamientos por las pérdidas de alguno de sus familiares, por andar de una casa a otra, porque los padres trabajaban, ese factor ha determinado la conducta de muchos niños, porque en casa tenemos una regla, con los abuelos otra, los tíos tienen diferentes formas de crianza, las amistades igual, entonces, las conductas las traen disparadas, se pelean, se dicen apodos, se molestan continuamente, sus cosas las avientan, las quiebran.

“Es preocupante que los niños estén en un rotundo no puedo, no sé y no sé, porque hay niños que tuvieron muchas pérdidas. Por ejemplo de los abuelos que los cuidaban, de papás, de hermanos, jóvenes adolescentes y ahí hay que trabajar las emociones”, señala.

Lo que los mantienen un poco ocupados, advierte, es que se ponen a dibujar y dibujar cosas que vieron durante la pandemia por internet, dibujan figuras de adultos, porque ellos mismos cuentan que veían mucho tiktoc, películas no aptas para ellos, además, muchos traen un vocabulario alto que no les corresponde.

La pandemia –añade- golpeó mucho no solo el comportamiento de los niños, sino que su avance educativo se estancó, aunque siempre va a ver el alumno que tiene habilidades, el que tiene menos, el que es bajito, muchos que están cumpliendo con sus tareas.

“Ahorita hasta los niños que tienen esas habilidades están bajos, por ejemplo, no tenemos o por lo menos no me ha tocado a un maestro que me diga tengo el 40 por ciento de alumnos que cumplan, acabamos de hacer el examen diagnóstico de este ciclo escolar y realmente la mayoría de los niños nos salieron de normal a bajo, es decir los niños que son de capacidad alta salieron término medio”, indicó

Destacó que su club antes de la pandemia regularmente atendía a niños de escuelas particulares, sin embargo, ahora también padres de familia de escuelas públicas están solicitando el apoyo de regularización.

Otros tienen ansiedad, frustración y, como consecuencia, sufren alteraciones en su comportamiento.

Verifique también

Joven militar sufre herida tras ser atacado con botella de vidrio, en Culiacán

Culiacán, Sinaloa.- Un joven elemento del Ejército Mexicano ingresó al área de urgencias de un …

Confirma Fiscalía de Guanajuato que restos óseos eran del pequeño Javier Modesto

Los restos humanos encontrados hace un par de días en el estado mexicano de Guanajuato, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *