El día que el ex fiscal Jorge Winckler entregó restos equivocados de víctimas de desaparición en Veracruz

El exfiscal de Veracruz Jorge Winckler fue detenido este lunes, informó la Fiscalía de Veracruz.

En un breve comunicado compartido en sus redes sociales, la dependencia veracruzana señaló que el exfiscal se le acusa de los delitos de desaparición forzada y privación ilegal de la libertad en su modalidad de secuestro. 

“Respetando sus derechos humanos y el debido proceso será presentado en audiencia inicial ante el juez de proceso y procedimiento penal oral del XI distrito judicial de Xalapa, con sede en Pacho Viejo, para que defina su situación jurídica”, agregó la Fiscalía del estado

De acuerdo con la dependencia, la detención de Jorge Winckler  se realizó en Puerto Escondido, en el estado de Oaxaca. En el operativo participaron elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, de la Coordinación Nacional Antisecuestro y de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, coordinados con la policía veracruzana.

Winckler fue fiscal durante el gobierno de Miguel Ángel Yunes, sin embargo, en 2020 fue destituido del cargo por el incumplimiento de los requisitos de ingreso y permanencia.

En el año de 2016, los jóvenes Baruch Grajeda García y Francisco Javier Vargas García fueron “levantados” de su domicilio el 11 de julio.

La entonces Procuraduría General de Justicia de Veracruz abrió la carpeta de investigación UIPJ/DJ-XVII/F1/872/2016, durante el ocaso del gobierno de Javier Duarte.

Tras varios años, los familiares de Grajeda y Vargas realizaron diversas búsquedas por su propia cuenta. Ya en el mandato del panista Miguel Ángel Yunes, localizaron a los jóvenes en el cementerio clandestino de Arbolillo, en Alvarado Veracruz, en una zona cercana a la playa y a un sistema lagunar donde han sido exhumados más de 246 cuerpos.

En abril de 2021, Marcos Josafat Grajeda Hernández, padre de Baruch Grajeda, ofreció una conferencia de prensa para quejarse que durante la administración de Winckler se incurrió en omisiones, hubo desaparición de evidencias y otras irregularidades.

“Los cráneos que nos dieron sí pertenecen a mi hijo y a mi sobrino, pero los esqueletos no. Se nos hace algo aberrante y monstruoso”, se quejó Josafat Grajeda

Recordó que el 13 de marzo de 2017 el hoy detenido exfiscal Winckler personalmente le informó que los restos de sus familiares habían sido encontrados en las fosas clandestinas de la localidad de Arbolillo.

En contraste, notas periodísticas de meses después aseguraban que tanto la FGE y la Policía federal tenían la comparación genética, subrayando que solamente son de palabra, sin documentos que lo comprobaran, por lo que la familia pidió estudios externos, tal como señala la Ley de Víctimas en su artículo 12.

La familia de los jóvenes Baruch Grajeda García y Francisco Javier Vargas García exigen que tanto Winckler Ortiz como los funcionarios de la Fiscalía que participaron en esta aberración sean sancionados.

 

Verifique también

“No van a poder detenernos”: AMLO sobre amparos contra el Tren Maya

El presidente de México, Andrés Manuel  López Obrador advirtió que pese a los amparos interpuestos en los últimos …

Tráiler de la serie sobre Armie Hammer ventila canibalismo y escándalos

El actor Armie Hammer gozaba del estrellato en la industria del espectáculo tras participar con …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.