Julio Urías hace ganar a los Dodgers desde la loma y en la caja de bateo

Las aperturas de Julio Urías se han convertido en sinónimo de victoria para Dodgers, el serpentinero tricolor lució desde la lomita y con el bat frente a Gigantes. 9-2 le perteneció el segundo duelo de la Serie Divisional a Los Ángeles.

El culichi controló a los maderos de San Francisco durante cinco capítulos, despachó el mismo número de chocolates y aceptó una rayita. Con el madero sorprendió a su rival Kevin Gausman, le conectó un batazo productor.

Un par de rallys le permitieron a los actuales campeones escaparse de la bahía con el triunfo. Las acciones llegarán igualadas 1-1 al Dodger Stadium

El primer gran momento de Julio Urías se dio en la caja de bateo, los locales apostaron por darle un pasaporte intencional a AJ Pollock para enfrentar al lanzador, la estrategia no les funcionó.

Los Dodgers se colocaron en la pizarra gracias a un batazo del mexicano que picó justo delante del patrullero derecho. Chris Taylor demostró su velocidad para llegar al plato desde la segunda base.

El culichi continúa coleccionando logros, se convirtió en el cuarto pitcher mexicano que remolca alguna carrera en la postemporada. En la caseta de San Francisco lo subestimaron, durante la fase regular no fue un out automático, bateó por arriba de .200 y llevó nueve anotadas al plato.

Mookie Betts aumentó la ventaja tras conectar un lineazo productor por el prado izquierdo. Durante el segundo inning, algunas marcaciones del umpire causaron molestia en Urías, Wilmer Flores recibió base por bolas en un disparo que el tricolor consideró como strike.

La sentencia causó que perdiera el enfoque, los gambusinos descontaron por conducto de un elevado de sacrificio de Donovan Solano. La noche le tenía guardada a Julio todavía otro predicamento.

Buster Posey le conectó un doblete sin hombres fuera, pero el dorsal ‘7’ de Los Ángeles apretó el brazo, eliminó a sus siguientes tres rivales con elevaditos.

Después de cinco capítulos, su salida terminó, el mánager Dave Roberts decidió dejarle el resto de la tarea a su bullpen a pesar de que el zurdo sólo tenía 72 disparos.

Un rally de cuarto rayitas en el sexto tramo decidió el triunfo de los Dodgers.

En dos disparos se escaparon los campeones vigentes. Con los senderos saturados, Cody Bellinger finalmente despertó, el patrullero pegó un doblete que mandó a un par de compañeros al plato. Pollock tampoco perdió el tiempo, repitió la dosis.

San Francisco se desinfló, la novena de Los Ángeles armó otra ofensiva de tres rayitas en el octavo capítulo.

Verifique también

Muestran en Cobaes el Museo Templo Mayor de INAH

En el marco de la conmemoración del V Centenario de la Toma de México Tenochtitlan …

“México es la próxima Dinamarca”, asegura la revista Bllomberg

Pese a ser un país asociado a la corrupción y a la inseguridad, México puede …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *