La Coepriss advierte de clínicas estéticas que operan en Sinaloa sin autorización

Culiacán, Sinaloa.- La Secretaría de Salud, a través de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Sinaloa (Coepriss), advierte a la población que los supuestos tratamientos o cirugías practicadas en establecimientos clandestinos o con malas condiciones sanitarias y por personal no especializado que no cumple con la normatividad y legislación sanitaria son un peligro para la salud y acudir a estos lugares puede provocar graves riesgos con daños que pueden ser permanentes o fatales.

El comisionado Jorge Alan Urbina Vidales señaló que los reportes de irregularidades médicas en materia sanitaria son principalmente a causa de supuestos tratamientos estéticos por lo que la Coepriss realiza un monitoreo constante para evitar que se aprovechen de la ciudadanía en este tema y proteger la salud de la población contra esta clase de riesgos sanitarios.

“Mantenemos un operativo permanente para suspender cualquier clínica que realice prácticas ilegales. Cuando detectamos clínicas clandestinas o negocios que realizan prácticas ilegales en atención médica, conocidos como clínicas de belleza “patito”, intervenimos de inmediato e iniciamos el procedimiento administrativo y legal correspondiente”, precisó.

Informó que lamentablemente existe un aumento en la prestación de servicios de cirugía estética a través de establecimientos que no cuentan con avisos de funcionamiento ni autorizaciones sanitarias y que al estar fuera de la normatividad presentan serias anomalías.

Lamentó el fallecimiento de un joven en Guasave por las complicaciones fatales relacionadas con la modificación estética del cuerpo humano realizada en condiciones inadecuadas y al parecer por personas que no cuentan con la debida capacitación y/o documentación para ejercer como tales.

Explicó que La Ley General de Salud, en los artículos 272 Bis y 272 Bis-1, establece que, para poder practicar cirugía plástica, estética y reconstructiva relacionados con cambiar o corregir el contorno de diferentes zonas o regiones de la cara y del cuerpo y realizar actos médico quirúrgicos de especialidad, solo deberán ser atendidos por profesionales de la salud especializados en dicha materia.

“La ley exige que deben contar con cédula de especialidad específica y certificado vigente de especialidad que acredite capacidad y experiencia en la práctica de los procedimientos y técnicas correspondientes en la materia, expedido por el consejo de la especialidad según corresponda”, subrayó.

“La Coepriss realiza una labor continua llevando a cabo visitas de verificación a establecimientos que prestan servicios de cirugía y tratamiento estético. Así hemos encontrado que algunos no cuentan con autorización sanitaria para prestar los servicios que promocionan y que no tienen las condiciones sanitarias adecuadas”, dijo.

Puntualizó que los verificadores también han detectado personal que no es profesional de la salud pues carecen de estudios con validez oficial e incluso de cédula profesional y se han dado casos en los cuales los cirujanos plásticos no tienen sus certificados o recertificaciones de especialidad para practicar este tipo de procedimientos quirúrgicos.

Otras irregularidades que se han encontrado durante este operativo permanente es que algunos establecimientos, además de no contar con aviso de funcionamiento o licencia sanitaria, tienen medicamentos con fecha de caducidad vencida, no presentan documentación que acredite el funcionamiento normativo del establecimiento, el equipo médico no tiene registro sanitario, tienen el quirófano dentro del consultorio y en ocasiones no permiten el acceso para constatar las condiciones sanitarias, situaciones en las que se debe acudir a la fuerza pública y las medidas que contempla el marco legal.

Jorge Alan Urbina Vidales señaló que muchos de estos tratamientos buscan clientes por internet, en los medios impresos de mayor circulación, se ofertan por medio de volantes, mantas en domicilios y revistas. “Hemos visto que una práctica recurrente es ofrecer esta clase de servicios a bajo costo y sin internamiento del paciente”, comentó.

Sostuvo que existe un monitoreo federal de la publicidad que oferta esta clase de publicidad y han podido constatar que lo que principalmente ofertan estos establecimientos es mejora de la apariencia física con pigmentaciones y actos quiurgicos.

“Ofertan cirugía de rejuvenecimiento de párpados y resección de piel, elevación o remodelación de busto, liposucción, implantes de busto o mamoplastía de aumento, remodelación y reafirmación de abdomen (abdominoplastia), e inyección de materiales de relleno y reducción acelerada de peso, entre otras cosas”, menciono.

Por lo tanto, la Coepriss recomienda que antes de someterse a un tratamiento de cirugía estética se deben identificar los siguientes puntos:

Que el establecimiento cuente con la licencia sanitaria para llevar a cabo actos quirúrgicos (debe estar a la vista del público).

Que el médico que realiza los procedimientos tenga especialidad en cirugía plástica.

Que el título profesional del médico cirujano se encuentre a la vista del público.

Que se cuente con un área quirúrgica separada y sin posibilidad de contaminación y acceso restringido.

Que el servicio de cirugía cuente con áreas delimitadas como área negra, que es todo lo que se encuentra por fuera del servicio de cirugía, incluyendo el pasillo de tránsito y vestidores del personal de salud; área gris, que es por donde el paciente ingresa al servicio de cirugía y se encuentra previo a las salas quirúrgicas (área en la que el paciente ingresa sin familiares) y área blanca, donde se encuentran el o los quirófanos.

El quirófano debe cumplir con al menos, los siguientes puntos:

Que las paredes y pisos sean lisas, esto es, que no tengan salientes o ranuras que puedan acumular polvo o bacterias (no loseta).

Que cuente con una mesa especial para llevar a cabo cirugías y lámparas empotradas en el techo.

Que cuente con un equipo especial para dar anestesia a los pacientes, operado por un anestesiólogo titulado y con especialidad en la materia.

Se deberá contar con un área de recuperación post-cirugía.

Los medicamentos deberán presentar registro sanitario, etiquetas en español, no deberán estar caducos ni deberán suministrarse de manera fraccionada.

Verifique también

Ilegal cobrar el equipaje de mano, advierte Profeco a aerolíneas

El titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Ricardo Sheffield Padilla, acusó el cobro …

Miguel Palmer pierde la vida tras sufrir dos paros cardiorrespiratorios

El actor Miguel Palmer perdió la vida este lunes 18 de octubre tras sufrir dos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *