Lucero habla de su encuentro en el escenario con Saúl “Canelo” Álvarez

La cantante mexicana Lucero encabezó distintos titulares de la prensa después de que el boxeador Saúl “Canelo” Álvarez decidiera coquetearle en uno de los conciertos que realizó junto a Mijares.

Álvarez asistió a un evento en el que Lucero derrochó su talento. Sin embargo, su presencia no pasó desapercibida luego de que le robara un beso en la mejilla, le regalara una rosa y, además, le cantara en pleno show.

Por tal motivo, la llamada “Novia de América” fue interrogada por los reporteros durante su llegada al Aeropuerto de la Ciudad de México sobre la cara que hizo su ex esposo Mijares al ver estos cortejos del pugilista.

Sin embargo, la intérprete de “Tácticas de Guerra” desestimó que su ex haya sentido algún tipo de incomodidad al respecto por lo que solo dijo: “¡Le vale!, o sea, le da exactamente igual”.

Ante los cuestionamientos sobre la forma en que Canelo le cantó y la calificación que le daría, Lucero comentó: “Como él dice, no sabe cantar, pero le gusta cantar…”. Y sobre el número que le pondría, añadió: “mmm… que le echa muchas ganas, eso sí… No, pero estuvo chido”.

Por otra parte, la artista de 52 años aseguró que su hija Lucerito Mijares no tiene novio, a pesar de haber sido captada con un jovencito recientemente, y dijo encontrarse en la etapa perfecta para empezar a ver a sus retoños con sus parejas. “(Lucerito) no tiene novio, es su amigo… pero yo creo que ya, ya se puede ser suegros en la vida”.

Antes de retirarse del lugar, la cantante y actriz aseguró que ni ella ni Mijares son padres celosos, por lo que no sufriría al ver a alguno de sus hijos con sus novios.

Verifique también

Sergio Mitre, expelotero mexicano, es sentenciado a 50 años de prisión por feminicidio

Sergio Mitre, ex beisbolista mexicano-estadounidense, quien brilló en las Grandes Ligas, fue  picher de “Los Yankees de …

Covid cobra la vida de 9 personas en Sinaloa

Culiacán, Sinaloa (Café Negro Portal).- La cuarta ola de Covid-19 sigue imparable en Sinaloa, la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *