Pederastas en Culiacán

Irene Medrano Villanueva

Quien no conoce la frase popular: de todo hay en la viña del señor, pues bien, esta expresión cabe en estos momentos que se están enjuiciando a cinco sacerdotes en la Diócesis de Culiacán por abuso sexual, es necesario dejar asentado que no todos los sacerdotes cometen actos indignos, la mayoría lleva con devoción su ministerio.

Dicho lo anterior, resulta penoso que la Iglesia Católica de Culiacán pase por este trance, pero lo peor es que menores hayan sido acosadas por estos hombres. Cómo es posible que se les permita a este tipo de personas atender a grupos vulnerables como son las y los adolescentes, sin antes haber pasado por un estudio sicológico donde digan que son aptos para estas misiones.

El padre Cristian Romero Félix, uno de los acusados, quien apenas tiene tres años de ordenado, también atendía uno de los comedores comunitarios de la Iglesia del Carmen, se le veía atento, comedido, durante la entrega de alimentos a cientos de personas de la tercera edad, a menesterosos y a migrantes.

La cloaca se desató cuando jovencitas exactamente el Día Internacional de la Mujer, denunciaron a través de Twitter, a este sacerdote y a otros cuatro, asegurando que ya antes habían acudido ante las autoridades eclesiásticas, donde desestimaron las acusaciones, diciendo que eran cosa del pasado y que Romero Félix ya había sido enviado a terapia, y alejado de adolescentes.

Sin embargo, las jovencitas reiteraron que pese a las denuncias y la supuesta “terapia” él continuó mandando mensajes y actuando de esta manera.

Cabe recordar que hace unos años -2007-, el obispo de esta Diócesis de Culiacán, Jonás Guerrero, fue acusado de proteger a curas pederastas, bajo la jurisdicción del obispo auxiliar de la Arquidiócesis de México.

Sin embargo, después de más de 20 años de ésta acusación, cinco sacerdotes de la Diócesis de Culiacán fueron separados de sus funciones, luego de ser acusados de cometer abusos sexuales.

Mujeres y hombres denunciaron haber sufrido violaciones, tocamientos, acoso y otras agresiones de sacerdotes del grupo Arcoiris, destinado a la orientación de adolescentes con problemas de violencia familiar.

Ojalá que estos hechos denunciados por adolescentes valientes, sirva para que los padres de familia, atiendan a sus hijos, los supervisen y pongan atención a los lugares a donde acuden y la misma Iglesia vigile la actuación de sus agremiados y tomen en cuenta las denuncias que les llegan constantemente y no las desestime como un caso aislado o que son puros chismes y así se eviten dañar a nuestra juventud y de pasada se evite el escándalo.

Asimismo, esperamos que la Fiscalía del Estado, actúe de manera imparcial y se castigue a estos pederastas, si son culpables, para el bien de la sociedad.

Verifique también

Rector y ex rector de la UAS continúan vinculados a proceso por el ejercicio indebido del servicio público: Fiscalía

Culiacán, Sinaloa.- La sentencia emitida por el Juzgado Segundo de Distrito sobre la vinculación a …

Rector y ex rector de la UAS continúan vinculados a proceso por el ejercicio indebido del servicio público

Culiacán, Sinaloa.- La sentencia emitida por el Juzgado Segundo de Distrito sobre la vinculación a …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *