¿Qué comió, quién lo visitó? Así terminó Emilio Lozoya su primer día en prisión

Emilio Lozoya fue ingresado al Reclusorio Preventivo Varonil Norte de la Ciudad de México luego de que un juez considerara riesgo de fuga en el caso que enfrenta por los sobornos de la empresa Odebrecht.

Luego de superar su primera noche bajo vigilancia de los guardias de seguridad, lo llamaron cerca de las 7:00 de la mañana para el pase de lista reglamentario, informó el portal Emeequis, pero ahí no terminaron las cosas.

La parte más destaca es el menú que recibió a lo largo del día el ex funcionario público. “Comió rancho”, indicó el periodista Humberto Padgett para Ciro Gómez Leyva en Imagen Televisión, pues cambió radicalmente su dieta de lujosos platillos y visitas a caros restaurantes.

En el desayuno se le ofrecieron huevos con jamón, galletas, tortillas, café y agua. Para la comida, pudo degustar un guisado de res con papas, así como agua de melón.

A diferencia del día anterior, cuando se le ofreció de cenar una taza de té y nopales con queso en cubos, esta vez no hay datos de que haya rechazado la comida por malestares estomacales.

Además, el ex director de Pemex se olvidó por completo de los lujos en casa, y por el momento, son pocas las pertenencias que ha acumulado en el Reclusorio Norte, pues dentro de su dormitorio provisional donde pasará la cuarentena, tiene solamente un par de cobijas que le fueron entregadas por la institución.

También conservó sus zapatos, aunque sin agujetas para evitar que se haga daño o que haga daño a los demás, y ya tuvo acceso también a un cepillo para dientes y a una pasta.

Por otra parte, se reveló que Emilio Lozoya recibió únicamente la visita de un rostro familiar en su primer día de prisión preventiva oficiosa, aunque no se trata de ningún pariente.

En las instalaciones del Reclusorio Norte se presentó Alejandro Rojas Pruneda, quien forma parte de su equipo de abogados, con quien revisó todo lo referente a su defensa en el caso Odebrecht.

Pruneda es especialista en Derecho Constitucional por la Universidad Nacional Autónoma de México, y en Derecho Penal por el Instituto Nacional de Ciencias Penales. A éste, le acompaña Miguel Ontiveros en la defensa del ex funcionario.

El pequeño cuarto donde deberá dormir durante su proceso es vigilado por cámaras de seguridad, por guardias del penal y cuenta con numerosos cerrojos, además de un candado de un kilo.

Tampoco hay mayores lujos, únicamente cuenta con un excusado de acero, así como una regadera sin agua caliente y una cama de cemento. Las autoridades analizan mantenerlo aquí para evitar su encuentro con personajes como Jorge Luis Lavalle, a quien denunció personalmente.

Por su parte, la defensa de Lozoya anunció a las afueras del Reclusorio Norte que el ex funcionario está tranquilo porque seguirá cooperando con las autoridades, aunque adelantaron que interpondrá un recurso para continuar el proceso en libertad.

Verifique también

Pareja ahorra por un año y junta más de 133 mil pesos

Una pareja se propuso ahorrar durante un año y juntó más de 133 mil pesos. …

“Tengo testamento político por si pierdo la vida”: AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que cuenta con un “testamento político” en caso …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *