¿Quiénes son los talibanes, el grupo que vuelve a dominar Afganistán?

El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, huyó del país, marcando el fin de una costosa campaña de dos décadas en que Estados Unidos y sus aliados trataron de transformar Afganistán.

Con su huida, se espera que los talibanes impongan duras restricciones a la vida de los afganos, para consternación de la comunidad internacional.

Los insurgentes capturaron las principales ciudades en cuestión de días casi sin resistencia de las fuerzas de seguridad afganas, entrenadas y equipadas por Estados Unidos. Mientras las mujeres y los niños corren en busca de seguridad, llegan oraciones de todo el mundo que desean ver un futuro mejor para los afganos.

El Talibán, que gobernó el país a fines de la década de 1990, ha recuperado el control. Pero ¿quiénes son los talibanes? ¿Cuáles son sus planes después de obtener el control total?

Los talibanes (estudiantes) son una facción política y religiosa ultraconservadora que surgió en Afganistán a mediados de la década de 1990 tras la retirada de las tropas soviéticas, el colapso del régimen comunista de ese país y la posterior ruptura del orden civil, de acuerdo con información de la Enciclopedia Británica.

La facción tomó su nombre de su membresía, que estaba formada principalmente por estudiantes formados en madrazas (escuelas religiosas islámicas) que se habían establecido para los refugiados afganos en la década de 1980 en el norte de Pakistán. Es un grupo religioso que también se conoce con el nombre de Emirato Islámico de Afganistán.

A diferencia de su imagen predominantemente conocida, los talibanes en realidad afirman tener como objetivo “restaurar la paz y la seguridad y hacer cumplir su propia versión austera de la Sharia, o la ley islámica, una vez en el poder”. Incluso mientras continúan tomando provincias en Afganistán, los talibanes continúan afirmando que no tomarán a nadie “por la fuerza”.

En la década de 1990, los talibanes consolidaron el poder y comenzaron a apoderarse del territorio en una guerra civil que los enfrentó a las fuerzas gubernamentales y las milicias dirigidas por los caudillos locales.

En 1996, los militantes tenían el control, asaltaron Kabul, obligaron al entonces presidente a huir y marcaron el comienzo de un periodo de gobierno talibán en todo el país. Sin embargo, una pequeña parte del país permaneció fuera del control de los talibanes y la mayor parte de la comunidad internacional se negó a reconocerlos como un gobierno legítimo.

Su brutal régimen masacró a sus oponentes, llevó a cabo ataques terroristas, oprimió a mujeres, se involucró en violentas demostraciones de castigo y cometió atrocidades culturales, incluida la destrucción de sitios antiguos.

En 2001, las potencias occidentales tomaron medidas para deponer al régimen talibán después de los ataques del 11 de septiembre contra Estados Unidos, que mataron a casi 3 mil personas. Los talibanes permitieron que Afganistán fuera un refugio para militantes islámicos de todo el mundo, incluido un exiliado de Arabia Saudita: Osama bin Laden.

Como líder de al-Qaeda, bin Laden fue acusado de organizar numerosos ataques terroristas contra intereses estadounidenses. La negativa de los talibanes a extraditarlo a Estados Unidos luego de los ataques al World Trade Center en Nueva York y al Pentágono en las afueras de Washington, DC, provocó un enfrentamiento militar con EU y las potencias aliadas. Posteriormente, los talibanes fueron expulsados del poder en 2001.

¿Qué quieren los talibanes?

Esta no es la primera vez que Afganistán es aterrorizado por los talibanes. Los afganos continúan contando la historia de las secuelas causadas por los talibanes en 1996, cuando capturaron la capital afgana, Kabul, derrocando el régimen del presidente Burhanuddin Rabbani.

En ese entonces, los talibanes introdujeron o apoyaron castigos en consonancia con su interpretación estricta de la ley islámica, como las ejecuciones públicas de asesinos y adúlteros condenados y las amputaciones de los culpables de robo. Los hombres debían dejarse crecer la barba y a las mujeres no se les permitía salir de casa sin un acompañante masculino, y debían vestirse de la cabeza a los pies con un burka. debían llevar el burka que lo cubría todo.

Más de dos décadas después, los talibanes se están apoderando nuevamente de Afganistán. A principios de este año dijeron que querían un “sistema islámico genuino” para el país asiático que estableciera disposiciones para los derechos de las mujeres y las minorías. Pero advirtieron que cualquier ley tendría que estar en consonancia con las tradiciones culturales y las reglas religiosas.

El rápido avance de los talibanes coincidió con la retirada de las tropas estadounidenses, británicas y otras tropas extranjeras. Estados Unidos anunció inicialmente su intención de estar completamente fuera de Afganistán para el 11 de septiembre, el vigésimo aniversario de los secuestros de aerolíneas que provocaron la invasión.

Sin embargo, el presidente Joe Biden retiró la mayoría de las tropas estadounidenses antes de eso, calificando el conflicto de 20 años como “la guerra eterna” y comentó que quería terminar con la inversión estadounidense en sangre y tesoros.

Verifique también

Tiroteo en universidad de Rusia deja al menos 8 muertos

Ocho personas murieron y 28 resultaron heridas este lunes por la mañana después de que …

Funcionarias de Kabul podrán trabajar si no han sido sustituidas por hombres: Talibán

El Talibanes informó que las funcionarias municipales de Kabul han recibido instrucciones de quedarse en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *