Un peligro La Costera Culiacán-Mazatlán

Irene Medrano/ Café Amargo

Irene Medrano Villanueva

La empresa que tiene concesionada la Autopista Culiacán –Mazatlán, propiedad de Carlos Slim, íntimo amigo de López Obrador, ha dejado a la buena de Dios a los sinaloenses y a demás transeúntes que osan circular por esa rúa, mejor conocida como La Costera y es una de las carreteras en Sinaloa que presenta mayores daños en cuanto a baches.

Socavones por todos lados, teléfonos de emergencia vandalizados, no hay uno solo que se pueda usar en caso de un acontecimiento y lo peor, no circula ni una sola patrulla por esa carretera, pero eso sí, son muy buenos para cobrar y las autoridades sinaloenses… bien gracias.

Han dejado al viajero que se las arregle solo, porque se enoja el patrón.

Viajar por La costera en vehículo se gastan 870 pesos de ida y vuelta, en las dos casetas que hay de Culiacán a Mazatlán, tanto por el costo y la inseguridad, además de que se corre el riesgo de accidentes vehiculares debido al pésimo estado en que se encuentra la carretera, lo tiene uno que pensar dos veces.

Poco se habla de los accidentes que a diario ocasionan estos agujeros. Algunos conductores por sacarle la vuelta han chocado, otros, de plano caen al hoyo y se dañan las llantas, la trasmisión, etc.

Caliente…caliente.- Quien se inconformó fue la diputada Rosario Osuna, al poner el tema en tribuna debido a que su vehículo cayó en un bache y dijo que estaba viva para contarlo, ella alzó la voz porque tiene dónde hacerlo, pero un ciudadano común y corriente hace el berrinche de su vida, reporta el desperfecto en la caseta, sólo lo escuchan y le piden que avance porque atrás está otro vehículo que pagará su cuota y si bien le va, serpenteando llegará a su destino invicto.

Otro gran problema es la falta de patrullas, algunos, replicarán en broma: sí las hay, pero son de cartón. Están instaladas al borde de carretera, algunas están destrozadas a balazos, las que se mantienen en pie sólo le sirven a los conductores para recordarle su mamacita a las autoridades, en lugar de asustarlos, se ríen de las ocurrencias del gobierno de instalar esas falsas patrullas en un estado como Sinaloa.

Por la noche dicen que la costera es una boca de lobo. La oscuridad es cómplice de la delincuencia ya que otros incidentes como el robo, no son ajenos, aunque hay que aclarar que no son tan frecuentes como en otras carreteras del país.

Cabe recordar que febrero pasado el gobernador Rubén Rocha Moya se pronunció en contra del incremento de las tarifas de las casetas de peaje en la Mazatlán-Culiacán, al presentar un incremento por arriba del 40 por ciento para todos los que circulan por esta vía.

“A nombre de las y los sinaloenses, me pronuncio en contra del aumento en la tarifa de los diversos tramos de la Maxipista, Mazatlán-Culiacán, dado que resulta lesivo para la economía de nuestra población”, escribió en su cuenta de X.

Pero sólo quedó en eso: en un pronunciamiento, porque ni se le dio para atrás el incremento del 40 por ciento, mucho menos la concesionaria se ocupó en darle mantenimiento a la carretera, porque no podemos decir que es una Maxipista ya que este tipo de carreteras permite circular a más velocidad y con una mayor seguridad y comodidad en la conducción.

Por todas estas incidencias, es urgente que el gobernador no solo se pronuncie por el mal estado de la rúa, sino que exija a la concesionaria de Carlos Slim le dé mantenimiento a la carretera para que el día de mañana no tengamos que lamentar un accidente de grandes proporciones.

Verifique también

Advierten de fraudes telefónicos en Sinaloa. Así operan

Culiacán, Sinaloa (Café Negro Portal).- La Cámara Nacional de la Industria Electrónica, Telecomunicaciones y Tecnología …

Con supervisión de espectaculares buscan prevenir accidentes previo a temporada de lluvias

Culiacán, Sinaloa (Café Negro Portal).- El director de Protección Civil municipal, Jesús Bill Mendoza Ontiveros, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *